Consumo responsable: que los objetos no te consuman.

La obsolenscencia programada es una forma que inventaron las grandes empresas para garantizarse que la rueda del consumo nunca pare. Significa que desde el proceso de producción hay una intencionalidad de quienes diseñan los productos de que estos tengan una vida útil determinada, al cabo de la cual, no valga reparación, cambio de repuesto, ni enmienda posible y la única salida posible para el consumidor sea comprar algo nuevo.

La primera industria que se dio cuenta de la potencialidad de hacer productos que caducaran al alcanzar cierto período de tiempo fue la de las bombitas de luz. Por ello, se tomó la decisión de que todos fabriquen lámparas que duraran la misma cantidad de horas.

Vivimos en una sociedad de consumo y eso no tiene que ser nada malo. El mercado puede ofrecernos toda la cantidad de artículos, comodidades y lujos que quiera. Está en nosotros no dejarse llevar por la vorágine de la publicidad que impulsa a nunca estar satisfecho, a siempre estar buscando lo próximo.

Está en nosotros empezar a elegir qué compramos, averiguando cómo se produjo, si se utilizó mano de obra esclava para ello, cómo llegó hasta nosotros. Eso es ser consumidores responsables!

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s